Qianwan, la terminal del puerto chino de Qingdao totalmente automatizada

El puerto de Qingdao es el más avanzado y productivo del mundo. La terminal Qianwan, propiedad de la empresa pública  Qingdao Port Group, de DP World (filial de Dubai World, un holding propiedad de los Emiratos Árabes Unidos) y de la danesa Maersk, se inauguró en mayo de 2017 después de ser construida en tan solo tres años. Puede acomodar a los barcos cargueros mas grandes del mundo, algunos de los cuales llegan a transportar más de 20.000 toneladas, y todas las operaciones se supervisan por ordenador desde un centro de control. 


En la asombrosa instalación, cuya infraestructura es gestionada principalmente por algoritmos y robots, un ejército de brazos robóticos suelta y ancla cada caja metálica, siete grúas STS sin operario desembarcan los contenedores del buque a tierra, 38 vehículos autónomos eléctricos guiados por la cuadrícula invisible que dibujan 20.000 transpondedores magnéticos integrados en el suelo los transportan con precisión milimétrica, y 38 grúas apiladoras parecen jugar al tetris en la última fase del proceso, antes de que se carguen en los camiones tradicionales que los llevarán a su destino final. Las puertas por las que pasan estos vehículos también son automáticas, y reconocen cada contenedor para evitar errores.

Desarrollos teconologicos de esta magnitud son los que le permiten a los chinos gestionar un prmedio de 14.300 millones de toneladas de carga anuales en sus puertos.

El director general, Zhang Liangang, y Yang Jiemin, subdirector del Puerto de Qingdao y uno de los científicos que controlan los sistemas de las instalaciones automáticas, aseguran que los días de los cuellos de botella en el puerto han terminado. Declaran también que los costos laborales se han reducido un 70% y la productividad ha aumentado un 30%. Donde antes necesitaban unos sesenta empleados para descargar un buque, ahora lo hacen solo con nueve, y no poco cualificados, sino técnicos que controlan todo desde un centro computarizado. Como utilizan lectores láser para localizar de forma muy precisa todos los puntos de anclaje en las esquinas de los contenedores, pueden trabajar en total oscuridad, manteniendo asi el mismo ritmo de día que de noche.

La terminal automatizada comenzó sus operaciones con una productividad por cada grúa de 26,1 contenedores a la hora. Un año después, esa variable se había incrementado hasta los 33,1 contenedores, y, actualmente, la media está por encima de los 35. Es una productividad que supera ya a la de las terminales manuales, y que todavía está lejos de alcanzar su cima. La temrina ha marcado un récord mundial de 43,23 contenedores a la hora, y la tecnología continúa avanzando. Los desarrolladores del proyecto apuestan por el ‘big data’, la inteligencia artificial, y las nuevas redes 5G para continuar incrementando la eficiencia del puerto sin que ello requiera inversiones muy elevadas.

El ‘software’ diseñado en China para Qianwan genera automáticamente planes de trabajo de acuerdo con las características de cada buque y de su carga: escanea el contorno de los contenedores, identifica su contenido, determina las secuencias de trabajo, y los robots las llevan a cabo con una precisión superior a la del ser humano. Actualmente, la terminal puede gestionar unos 5,2 millones de contenedores de 20 pies al año, y Yang está convencido de que los avances en el ‘software’ continuarán exprimiendo aún más la infraestructura, incrementando su rentabilidad.

China no ha sido pionera en la materia. La primera terminal automatizada se construyó en el puerto de Rotterdam en 1993, y por el mundo ya hay 48 que son total o parcialmente automáticas.

Según un estudio de MarketsAndMarkets, en 2017 el volumen de negocio de los puertos automatizados era de unos 8.800 millones de dólares, cifra que aumentará hasta los 10.890 millones en 2023. Y el recorrido que tiene esta tecnología es largo, porque solo un 3% de las terminales del mundo cuenta con algún grado de automatización. Se puede afirmar entonces que en el futuro, todos los puertos serán automáticos.

Fuente: Diario El País, España.

Leave a Reply